Isabel Macías ha tenido muchas lesiones a lo largo de su carrera deportiva.  En esta entrevista pudimos profundizar en dos de ellas.  La primera una lesión vascular muy dolorosa e incapacitante.  La segunda, mucho más placentera.  El embarazo de su primer hijo.

Podríamos discutir si el embarazo es una lesión.  En el caso de una atleta, realmente imposibilita desarrollar tu vida deportiva.  Por supuesto, los planes de becas a deportistas basados exclusivamente en el resultado deportivo se acaban.  Los patrocinadores si dejan de tener presencia se van a otro lugar.  Y la deportista, nuevamente, tiene que remar contra marea.

En el caso de nuestra entrevistada la situación no fue dramática.  Cuenta con un entorno familiar estable que la apoya.  Además, tiene una formación académica y profesional suficiente como para dedicarse al mundo de la educación o del entrenamiento deportivo.  Sin embargo, no siempre el contexto de una deportista es éste.

Ni siquiera la situación es exclusiva de las deportistas.  Isabel Macías afirma que la baja laboral por maternidad es insuficiente.  Para una deportista o para una trabajadora de cualquier ámbito.  El cuerpo humano tiene sus límites y necesita de tiempo para recuperarse.  Dieciséis semanas parecen poco para reincorporarte al 100% a tus funciones después de dar a luz.

No sabemos si esto es feminismo (aunque creemos que a Isabel no le gustaría que lo llamásemos así).  Lo que está claro es que la propuesta de alargar el tiempo de recuperación de una madre después del parto parece razonable.  ¿Vosotras qué opináis?

En Educación Informal estamos convencidos de que esta revolución que supone la igualdad social de género es imparable.