Gabriel Gutiérrez, maestro de profesión y director del espacio radiofónico EducaRadio, nos deja una reflexión muy interesante sobre el trabajo del educador.

Los días pueden ser difíciles, podemos encontrar numerosos conflictos en nuestros centros educativos… pero siempre hay algo que hace que merezca la pena.

En este vídeo, Gabriel nos cuenta como un inesperado encuentro con un antiguo profesor del instituto la rescató una sonrisa en un día complicado.  Esta conversación le recordó una de sus motivaciones para ser docente: “dejar huella en el corazón de sus alumnos”.

Quizás, esta sea una de las claves para trabajar con pasión en el desarrollo del talento personal de las nuevas generaciones.