Algunos de nuestros compañeros de Educación Informal han tenido la suerte de poder realizar el Camino de Santiago.  Para todos ellos se trata de una experiencia de aprendizaje especial.  Sin embargo, esta entrada se debe a la sugerencia de una de nuestras seguidoras.

El proyecto Educación Informal, necesita de personas inquietas.  Vaya, que no se construye solo.  Y vuestras preguntas, dudas, llamadas de atención y sugerencias nos ayudan a crecer.  Así, Ana, nos enviaba una noticia que encaja perfectamente en la filosofía de este proyecto.  Varias asociaciones integradas en la Confederación Salud Mental España se han propuesto un reto: que un grupo de personas con problemas de salud mental hagan el 

A continuación os explicamos, por qué este tipo de iniciativas describen perfectamente qué es Educación Informal:

  • Sin duda es una experiencia de aprendizaje.  De todas las partes implicadas.  Desde las personas con esquizofrenia, hasta los voluntarios que hacen posible este viaje; pasando por los especialistas que planifican este reto.
  • Ojalá ocurriese en un colegio.  Pero lo importante no sólo ocurre en las aulas.  En esta ocasión, además, la experiencia tiene lugar en el medio natural.
  • Cuando lo escuchas, entran ganas de contarlo.  En esta sociedad el micrófono no siempre lo tiene el que más sabe ni el altavoz amplifica el mensaje clave.
  • Las personas que participen directamente van a aprender.  Pero todos los que nos hacemos eco de la noticia también.  Escuchar las cosas valiosas que todavía existen en la sociedad nos impulsa a mejorar.
  • Lo que aprendo lo puedo proyectar sobre mis alumnos, mi familia, mis amigos o mi contexto laboral.  Crezco yo, y crecemos todos.

Por todo esto y por mucho más existe Educación Informal.  Para amplificar las pequeñas cosas valiosas y construir un mundo mejor.