Mejoras desde los 3 años

%

Participantes en los estudios revisados

Efecto positivo sobre la memoria (d Cohen x 100)

El entrenamiento musical parece tener un efecto positivo sobre algunas variables relacionadas con el funcionamiento cognitivo.  Se considera entrenamiento musical toda aquella actividad rítmica, instrumental y/o vocal (tocar palmas, ejercicios de percusión, reproducción de melodías, ensayo de canciones…) que pretenda mejorar las habilidades musicales específicas.  No se revisan en este estudio las manifestaciones involuntarias e inconscientes relacionadas con la música.

Los estudios revisados comprenden participantes desde los 3 años hasta los 16.  Por lo que parece que esta es una fase sensible para la transferencia del efecto positivo que el entrenamiento musical puede tener sobre el funcionamiento cognitivo.  En este trabajo no se diferencian edades dentro de este intervalo, por lo que cabría continuar esta línea de investigación profundizando en los momentos del desarrollo en que puede haber mayor transferencia.

El efecto positivo que tiene el entrenamiento musical, está más relacionado con aspectos generales del funcionamiento cognitivo (memoria o inteligencia general) que con el rendimiento académico.  Sin embargo, en el área de matemáticas parece haber un mayor efecto en comparación con otras competencias clave.

El fomento de una práctica voluntaria, consciente y orientada a la mejora de las habilidades musicales podría mejorar el funcionamiento cognitivo general, así como el rendimiento académico específico en algunas áreas como las matemáticas.